El mar de Capri

Marina di Capri

Marina Grande (Capri) Campania. ITALIA

En un pequeño islote del Golfo de Nápoles, habitaron un día las sirenas. “Había un lugar donde las nereidas emitían cantos irresistibles que conducían a  los marineros a la perdición”. Muchos estudiosos ubican esta leyenda narrada en La Odisea en la isla de Capri. Siglos después el emperador  Tiberio quedó poderosamente hechizado por la belleza de esta ínsula y fijó aquí su retiro. Lugar de refugio e inspiración para escritores como Rilke, Neruda o Malaparte, en la actualidad sigue siendo un poderoso imán para los miles de visitantes que arriban todos los veranos. En la parte alta de la isla, numerosos hoteles y tiendas conservan todavía un poderoso aire vintage. Permanecen en sus calles el recuerdo de una época en la que los paparazzi  corrían a la caza de las estrellas de cine que eran habituales del lugar. Pero en la ribera, al pie del  muelle de Marina Grande, la atmósfera es muy distinta. Callejones estrechos que discurren entre casas desvencijadas conforman un arrabal puramente marinero. Escondido entre los vetustos edificios de rojo pompeyano, parte un funicular que asciende hasta la cima de la isla. En apenas 5 minutos el viajero pasará  de saborear un auténtico ambiente portuario a toparse con un pueblecito en el que ha arraigado el lujo y la sofisticación.

Autor de foto y texto: Alfredo Medina ©

capri peli


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s