Cuando los piratas arribaban a Ischia

ischia ponte

Castillo Aragonés. Isla de Ischia. Campania. ITALIA

Sobre un islote de origen volcánico, situado frente a la costa de Ischia, los reyes aragoneses ordenaron construir en el siglo XV un imponente castillo. Con el transcurso del tiempo a esta fortaleza se le fueron añadiendo una catedral, pequeñas iglesias  y varias dependencias que sirvieron de cárcel. Ante los reiterados ataques de los piratas, que acontecieron durante largos periodos siglo XVI, los habitantes de Ischia  encontraron un refugio seguro en el interior de las murallas. En la actualidad todo la ribera que mira al  castello aragonese es una zona de baño y recreo. Donde ahora amarran pequeñas veleros y lanchas de motor, aquellos piratas se preparaban para  el desembarco y el saqueo.

Autor de foto y texto: Alfredo Medina ©

 

ficha el temible burlón

 

Piazza Armerina (Sicilia)

piazza Armerina

Piazza Armerina (Sicilia) ITALIA

El paisaje agreste de Sicilia aparece salpicado constantemente de pueblos deslumbrantes. Sobre sinuosas colinas, las viejas casas de arcilla se apiñan de manera escalonada. Una fortaleza o una gran iglesia suelen alzarse en lo más alto de estas villas de tonos terracotta. Esta disposición se aprecia en localidades como Piazza Armerina, donde la influencia de sus antiguos pobladores todavía pervive. Por estos lares del sureste siciliano, transitaron- entre otros- reyes aragoneses que construyeron su castillo y su catedral. De su época romana se conserva esa joya arqueológica que es villa del Casale, con sus magníficos y sorprendentes mosaicos. En en estas tierras la vida siempre fue dura y el futuro incierto. Después del cierre de las centenarias minas de azufre, gran parte de su población se vio obligada a emigrar. El destino de miles de sicilianos fue norteamérica. A partir de 1900 se asentaron en pequeños barrios que llamaron Little Italy, allí siguieron usando el dialecto siciliano…pero eso es otra historia.

Autor de foto y texto: Alfredo Medina ©